Simbología y esencia de los cuentos. Cuentoterapia2019-07-01T20:25:29+00:00

Simbología y esencia de los cuentos. Cuentoterapia

Es una disciplina que une los conocimientos de múltiples ramas del saber (antropología, psicología, pedagogía, eneagrama, etc). Se basa en el estudio de los símbolos que contienen los cuentos tradicionales, descifrar su mensaje y aplicar su sabiduría a nuestras vidas.

Más detalles

La formación en Cuentoterapia: Simbología y esencia de los cuentos, permite obtener un Certificado de Cuentoterapeuta, avalado por la Asociación Iberoamericana de Cuentoterapia (AICUENT).

Para la obtención de este certificado es preciso realizar 155 horas: 150 horas presenciales y 5 horas no presenciales destinadas a la elaboración de un trabajo individual a presentar al final de la formación.

Adicionalmente se realiza un “Nivel superior y de supervisión” que está formado por 4 talleres más y que dan opción al título “Cuentoterapeuta magíster”.

El objetivo principal de esta formación es recuperar el verdadero significado de los cuentos tradicionales y utilizar sus mensajes como mapas de vida, para aplicar sus enseñanzas tanto a nivel personal, como para su aplicación en ámbitos educativos, terapéuticos…

Más detalles

Exceptuando el primer módulo, que es introductorio y se realiza siempre en primer lugar, los demás módulos no han de cursarse en un orden concreto.

Más detalles

En cada módulo se profundiza sobre un tema: celos, envidia, muerte, miedos… Se sientan las bases de los orígenes de los cuentos, sus recopiladores, las diferentes estructuras que se pueden encontrar, las aplicaciones didácticas y terapéuticas.

Más detalles

La formación es de 140 horas, a realizar en módulos de fin de semana, entre semana o intensivos de verano. Depende del lugar donde se imparte.

Más Detalles

Se propone una metodología fundamentada en conocimientos multidisciplinares. La formación es básicamente vivencial, con diferentes dinámicas que garantizan el aprendizaje significativo.

Más detalles

Se dirige a psicólogos, terapeutas, trabajadores sociales, personal sanitario, profesores, maestros, educadores, cuentacuentos, animadores socio-culturales, líderes comunitarios, bibliotecarios, ilustradores, escritores, madres y padres… y a cualquier persona interesada en su crecimiento personal.

Descubra en qué ciudades se imparte esta formación

¿Dónde se imparte?
¿Dónde se imparte?

OTRAS OFERTAS FORMATIVAS

Educción lúdica

Formación dirigida a líderes, coordinadores… que utiliza dinámicas lúdicas para conocer y desarrollar las capacidades de los participantes.

Más…

Desarrollo profesional

Talleres y cursos dirigidos a equipos de trabajo en las empresas, enfocados a objetivos concretos o desarrollo de capacidades.

Más…

Desarrollo personal

Talleres y cursos, dirigidos a cualquier persona que desee realizar un camino de autoconocimiento, descubrir y potenciar sus talentos.

Más…

NUESTRO/AS ALUMNO/AS HABLAN

Yo empecé la formación en cuentoterapia (en Zaragoza) porque casualmente fui a una charla que daba Anabel García Capapey y me sorprendió que se pudiera tratar problemas desde los cuentos (que yo siempre he valorado mucho) y por eso me animé a comenzar la formación. Ahora me veo a mí misma tratando cualquier situación desde los cuentos.
Maite Robles - Zaragoza - España
Mi nombre es Silvia y estoy cursando actualmente la formación de cuentoterapia en Zaragoza.
Mi formación no está relacionada con la docencia, así que mi interés partió de la necesidad personal ante una coyuntura vital difícil.
Enseguida me apasionó. Sirvió en lo personal y ahora me encamino a un proyecto relacionado con los talleres que he cursado: la cuentoterapia como herramienta en alfabetización de adultos…
Mis formadoras han sido Anabel Capapey, Carmen González, Mar Antón, Mariano Cegarra… Y estoy deseando conocer al capitán del barco, Lorenzo y su magia.
Animo, desde la experiencia propia, a participar en la formación. No hay forma de librarse del embrujo que produce.
Besos.
Silvia - Zaragoza - España
Llegué a la Cuentoterapia a través de una amiga, desde entonces los cuentos me acompañan, me consuelan, me enseñan y me explican cual es el camino para entender lo que es la vida y como llegar a mi misma… A través de los talleres de la formación en Cuentoterapia los cuentos hacen su labor de forma sutil y profunda, provocando cambios en nuestro interior, nos hacen más consciente de nosotros mismos y de nuestro entorno, nos hace más receptivos, tolerantes, aprendemos a escucharnos y a escuchar, reconocemos nuestras luces y sombras… Cada cuento es una carga de profundidad, y aunque en un principio no notamos sus efectos, ya se están produciendo.
Yo recomiendo totalmente la formación en Cuentoterapia, es al mismo tiempo un trabajo interno y externo. A mí me ha ayudado muchísimo, me ha puesto frente a lo que yo como persona tenía que trabajar y después (yo trabajo en un hospital) me ha servido para vehicular situaciones difíciles o complejas. También a veces cuando me reúno con amigos me gusta llevarme cuentos, es una forma de transmitir valores de los que estamos muy faltos. Y regalar un cuento es llegarle a alguien al corazón.
Yo acabé la formación en el 2013, recuerdo los talleres con mucho cariño, por el taller en sí, por los compañeros y por docentes. Son talleres dinámicos en los que nos encontramos la parte teórica y la parte practica por igual. Son talleres intensos, hechos con cariño y entrega por parte de los llevan el taller con lo que se va creando una atmosfera de intimidad y magia que, en mi caso, hacía que el tiempo se parase… ¡Vaya! una maravilla…
No dejéis pasar la oportunidad de formaros en Cuentoterapia, todo un mundo se abrirá ante vuestros ojos.
Alicia Promio - Barcelona - España
He realizado los talleres de la formación en cuentoterapia, de momento cuatro de ellos, el taller de los celos, el del instinto, el de los miedos y ha sido una alegría esperarlos cada mes y un disfrute que me ha llenado de energía y satisfacción. Salgo tan reforzada de cada uno de ellos que enfoco el resto de mis días mas felices y con mayor optimismo. Me encanta. Navego entre libros en la biblioteca buscando los cuentos que hemos leído, intentando localizar alguno que forme parte de la bibliografía que nos han dado tanto Carmen como Anabel. Busco como aplicarlo y atiborro a cuentos a mis hijos que ya son mayorcitos y huyen de mi, a mis amigas en el desayuno en el trabajo, que no les dejo hablar de sus problemas que ya me saturan, a mis sobrinas, y tengo previsto utilizarlo en mi trabajo con personas minusválidas y deficientes visuales. El otro día tenía unos pequeños a los que tenía que explicarles cómo funcionaba la biblioteca y después de soltarles el royo les propuse leerles un cuento de los que habíamos leído en el último taller.
Vito Cano - Zaragoza - España
Actualmente estoy recibiendo la formación de «Cuentoterapia».
Es una experiencia absolutamente recomendable.
Hasta ahora lo estoy aplicando a mi vida personal. Me ayuda a superar bloqueos y adquirir compromisos que me ayudan a avanzar y a crecer como persona.
He realizado cuatro talleres y tengo la intención de completar la formación, para en un futuro poder impartirla en la zona norte de España.
– Taller de Iniciación a la cuentoterapia. Asertividad, impartido por Anabel García Capapey y Carmen González
– Taller sobre los celos, la envidia y la rivalidad en tre hermanos impartido por Juan Antonio Valverde.
– Taller sobre la Fuente interrna y el instinto a través de los cuentos impartido por Mar Antón
– Taller sobre sobre los miedos en niños y adultos, impartido por Anabel García Capapey y Carmen González
Maria del Mar López Guerra - Santander - España
Desde niña los cuentos han sido mi pasión. Me gustaba escucharlos y ansiaba tanto poder leerlos que me motivó a aprender a leer muy pronto.
Enseguida comencé a escribirlos y siempre he inventado un cuento o un poema cuando quería transmitir algo que no sabía cómo explicar.
Al comenzar a trabajar como terapeuta, utilizaba cuentos y otras lecturas para ayudarme en mis talleres y un día oí hablar de la Cuentoterapia. Se pusieron en alerta todos mis sentidos y mi reacción fue: «¿Eso existe?» Sin preguntar nada más me inscribí en una formación que ya había comenzado y desde el primer momento supe que ése iba a ser mi camino.
Hoy soy parte del equipo de formadores en Cuentoterapia y utilizo los cuentos tanto en terapia individual como en trabajos grupales, y en colectivos tan diversos como profesores, mayores de sesenta, empresas, talleres para niños y padres, etc.
Y en este momento, estoy a punto de publicar mi primer cuento ilustrado.
Ana Isabel García Capapey - Zaragoza - España
Estoy cursando la formación de cuentoterapia.
Llevo hechos ya 6 cursos. He tenido como formadores al MAESTRO, es decir a Lorenzo Hernández en varias ocasiones, a las maravillosas Anabel García y Carmen González en repetidas formaciones y, puntualmente, a María Valgo y Juan Antonio Valverde y la última la hice con Mar Antón.
Hace algún tiempo, tras realizar el Máster en PNL y un curso de Narrativa Terapéutica, descubrí el gran valor, fuerza y potencial de la palabra y las historias. Me supo a poco. Indagué y descubrí la CUENTOTERAPIA. Por supuesto lo probé y, cómo no, me he vuelto una adicta a ella.
En un principio pensé, por el nombre, que el tema central eran los cuentos. Pronto descubrí que el tema central era la VIDA. El descubrir, a nivel simbólico, lo que un cuento esconde, me pareció alquimia pura. Y el cómo utilizar esos contenidos maravillosos para tratar diferentes momentos, fases, situaciones que nos trae la vida me pareció un bálsamo tan suave de aplicar, por una parte, como contundente y rotundo por su efectividad, por otra.
Tendemos a asociar cuento con niño. Efectivamente, los cuentos son imprescindibles para los niños. Pero los adultos no hemos perdido al niño que fuimos. Por ello, los cuentos no tienen edad. Te tocan el alma tengas 4 o 40. Y eso, en la formación de Cuentoterapia lo sabemos bien cuando se desbordan las emociones y cuando descubrimos rincones de nuestra alma que estaban tan escondidos que no se dejaban ver.
Ha sido un fantástico regalo haber encontrado esta formación, a estos maestros maravillosos y a este grupo genial de compañer@s que nos juntamos en cada curso con tanta ilusión y alegría. Cada formación es un viaje que sabes cómo empieza, pero no sabes por qué parajes te llevará.
Pilar de los Hielos - Reus - Tarragona - España
Cuando fui por primera vez a un curso de Cuentoterapia, me esperaba totalmente otra cosa, pensaba que iba a ser contar cuentos y luego cada uno a su casa. Pero nada que ver. En muy pocos sitios ocurre como en este, se descubre tanta compenetración entre todas las personas que estamos allí, se crea un espacio en la que todas aportan un grano de experiencia y hace que se creen lazos fuertes entre todas. ¡Una experiencia increíble que me gustaría seguir viviendo!
Alba Cativiela – Zaragoza – España
Valoración: cada taller que he realizado me ha ayudado mucho a evolucionar como persona. Para los demás no sé si me servirán pero a nivel personal estoy muy contenta de haber realizado algunos módulos. Con ganas de hacerlos todos para mi propia persona. Cada taller me ha ayudado a encajar piezas de mi vida que no había manera de entender. He llorado mucho, pero me he sentido muy bien a la vez, liberada de cosas que bloqueaban mi esencia personal. Estoy muy agradecida porque en los talleres he conocido gente maravillosa que me ayudan a ser un poquito mejor cada día. He aprendido mucho de cada uno de ellos y ellas tanto profesores y profesoras como compañeros y compañeras. Solo me queda decir
Gracias, gracias, gracias.
Alexandra Izquierdo Gabás – Zaragoza – España
Yo he realizado los talleres siguiendo a Lorenzo; he estado en varias ciudades: Oviedo, Zaragoza, Alicante, Albacete y Murcia. Mi experiencia con la Cuentoterapia ha sido sensacional. Conocí a Lorenzo de casualidad y cuanto tuve la oportunidad empecé la formación. Disfruté tanto de su forma de transmitir los cuentos que decidí seguirle a los lugares donde iba a impartir los talleres. La Cuentoterapia es una herramienta atractiva y sutil que ayuda mucho a comprender y vivir situaciones que nos pasan en nuestra vida. Los cuentos hablan de nuestra vida. Empleo la Cuentoterapia en mi vida personal y profesional y me da muchas satisfacciones. He descubierto un mundo nuevo que me fascina. La Cuentoterapia ayuda a gestionar emociones y a integrar problemas de una manera dulce siempre con final feliz. Los cuentos nos dicen que se puede vencer al lobo. Asistir a la formación es un auténtico regalo.
Beatriz Parra Pérez – Guadalajara – España
Estoy realizando la formación en Barcelona. Me está gustando mucho, tan sólo me falta un taller para acabar y ¡se me ha pasado volando! Además, al ser cada dos meses, da tiempo a reflexionar e integrar todo lo trabajado en el taller.
Cada sesión es una experiencia única y muy creativa, con música, baile, historias, canciones, juegos, visualizaciones, rituales… es algo mágico y, de manera lúdica y fluida, conectas con temas profundos que poco a poco te van ayudando a conocerte mejor, a ver tus sombras, tus miedos… ¡y tu luz!
Se crean vínculos muy profundos con el grupo, lo que ayuda a que te sientas segura y confiada para compartir lo que necesitas, a cada momento, y el grupo te acoge, con respeto y mucho amor.
Los formadores son excepcionales, cada uno aporta lo mejor él, sus experiencias, sus aprendizajes, sus talentos… y su acompañamiento amoroso que facilita el proceso.
¡Una experiencia muy enriquecedora y recomendable!
Imma Hernández – Barcelona - España
Me llamo Reyes López, soy de Madrid. Sólo he hecho el taller de los celos y la envidia. Ha sido mi primera y única experiencia en este campo. Mi opinión respecto a la cuentoterapia es que es una herramienta estupenda y muy original que a través de los cuentos y su simbología te permite observar el comportamiento humano, sus causas, consecuencias de sus actos, etc. Mediante los símbolos y la enseñanza de los cuentos, te permite descubrir el por qué de la manera de actuar del ser humano.
Sólo añadir que a mí me ha ayudado personalmente a ver la realidad de las personas que están a mi alrededor y de mí misma, respecto de nuestros comportamientos y el por qué de los mismos respecto de los celos y la envidia. Fue tras finalizar el curso cuando leyendo los apuntes y recopilando la experiencia, empecé a realizar las conexiones escribiendo sobre ello.
Reyes López – Madrid – España
Carmen Ferruz Ruiz, soy de Zaragoza, bueno de un pueblo de Zaragoza, de Cariñena, pero vivo en Zaragoza. Y comencé a formarme en cuentoterapia en Barcelona, el primer taller lo hice allí, y al realizar este primer taller me enganché tanto que decidí hacer la formación entera, pero decidí acercar la formación a mi ciudad, a Zaragoza, porque así más gente de mi tierra podría disfrutar como yo de esta formación. Y así fue, junto con una compañera que ya era cuentoterapeuta, comenzamos a organizar la formación en nuestra ciudad. Por lo tanto mi formación la hice en Zaragoza. Soy la Primera promoción de Zaragoza, que terminó el año 2015.
Yo soy psicóloga y cuentacuentos profesional, y esto es para mí la cuentoterapia el unir dos cosas que me gustan, me atraen, me atrapan, me enganchan, y que tienen tanto que ver.
Estuve varios años intentando hacer un taller con Lorenzo, no sabía mucho de él, pero lo que leía sobre la cuentoterapia me gustaba y mucho, al final conseguí hacer mi primer taller con él en Barcelona y… ¡zas¡ allí me enganché. Para mí ese primer fin de semana fue una explosión de emociones, todas esas cosas que yo había ido leyendo y estudiando sobre los cuentos y sobre los cuentos en psicología, de repente tomaron forma y consistencia… eso para mí, fue el primer taller una manera de darle estructura a esas cosas que ya había y un montón de aprendizajes nuevos.
Yo utilizo los cuentos en mi trabajo como psicoterapeuta, en muchas sesiones utilizo los cuentos para poner palabras a lo que se quiere decir, para dar imágenes y salidas a las dificultades que surgen en terapia, para reflexionar sobre lo que se hace o se piensa… Es una buena herramienta que a mí me sirve y que, según dicen las personas con las que trabajo, a ellas también le sirven, les ayudan y también les animan, incluso les hacen tomar sus circunstancias de diferente manera.
Todos los talleres que he realizado me han aportado muchas cosas, algunos más que otros, pero todos me han dado mucho, me han abierto los ojos, me han sorprendido y me han removido.
En toda nuestra vida hay mucho cuento.
Carmen Ferruz Ruiz – Zaragoza – España
Descubrir y realizar la Formación en Cuentoterapia ha supuesto una vivencia mágica. Desde el primer taller, mi mirada sobre el mundo, de cómo verlo, sentirlo y vivirlo cambió. Dejar de hacer preguntas para dejar que las respuestas -simbólicas- hiciesen su labor en mi. Así que, con toda una vida de vivencias agradables y no tanto -como cualquier persona- , permitirme relajarme y escuchar a Lorenzo y otras personas contar cuentos… y reír, llorar, emocionarme, jugar, dibujar, compartir en el grupo en un entorno de gran intimidad y respeto y, al mismo tiempo, de gran crecimiento personal es algo realmente ‘maravilloso’, muy sanador. Y es que gracias a la magia de los cuentos maravillosos y de cuento en cuento, he ido descubriendo su aplicación en mi vida diaria, resolviendo nudos ancestrales y enquistados, sombras y virtudes -conocidas y desconocidas en ambas-, y he adquirido múltiples recursos para aplicarlos tanto en mi como en situaciones de mi entorno. Aprendí a abrazar y amar esa niña interior perdida, escondida y herida.
Me costó aceptar lo que Lorenzo Hernández nos decía en la formación: “Los cuentos NO se explican». Eso no me entraba. Yo quería saber el porqué de todo, de cada elemento, personaje o símbolo del cuento. Y es que los cuentos si se explican pierden todo su valor. Cada cuento le llega a cada persona de una forma ya que es como un guión de vida, de la vida de cada uno, personal e intransferible y, al mismo tiempo, arquetípicamente universal.
Me pasaría la vida hablando de la Formación en Cuentoterapia pero sería inútil. La Formación -como los cuentos- es algo que no se puede ‘explicar’, solo vivenciar. Nada es lo que parece. Cada taller es una carga de profundidad que suele ‘explotar’ pasadas algunas semanas de haber realizado cada taller… Es un verdadero y duro camino del héroe y de la heroína, pero si te animas no te preocupes…, ¡La Magia de los Cuentos te acompañará!. Los cuentos siempre son sanadores. 🙂
Lola Pérez (Barcelona, promoción ‘in eternum’)
Lola Pérez Belenguer – Barcelona - España
Empecé con la cuentoterapia porque me encantan los cuentos. Sobre todo escribirlos.
Terminada la formación, no solo tengo ideas para seguir escribiendo el resto de mi vida. También ha cambiado la forma en la que veo y me relaciono con los cuentos y los sueños, con la vida, y sobre todo conmigo misma.
Anna Marcet – Barcelona - España
Hola, mi nombre es Jorge Pérez Pérez y soy de Granada, pero me he formado en Murcia. Actualmente curso los talleres especiales.
La cuentoterapia ha sido un revulsivo en mi vida, por un lado, a nivel externo, me ha ayudado a formar unos talleres propios que imparto por los pueblos de la provincia, contando cuentos tradicionales para personas mayores, con el objetivo de rescatar este tesoro de su memoria. Y a nivel interno me permite conocerme y entenderme mejor a mí a través de los cuentos que mis antepasados ya escuchaban y contaban. Tantos milenios y generaciones contando los mismos cuentos no pueden estar equivocados, son la fuente de la sabiduría, la que no se estudia, la que se aprende viviendo.
Jorge Pérez Pérez – Granada – España
Me llamo Inma Domenech, vivo en Murcia y allí es donde estoy siguiendo los cursos de formación en Cuentoterapia.
Destacaría el buen clima que se crea en los grupos, la manera que tienen los profesores de llegar a cada uno de nosotros, llamarnos por nuestro nombre, detenerse en rasgos de nuestra realidad… Destacaría de ellos su rigor, profesionalidad, humor, ternura. Hay psicología, hay magia, hay intelectualidad y hay sonrisas y abrazos. Todo es posible, todo se funde y baila. No es muy frecuente encontrar cursos que sepan aunar tan bien lo teórico con lo sensorial y emocional. Y cada vez logran sorprenderme.
Cuando estoy en un taller consigo mantener la presencia y la atención y dejo fuera las preocupaciones o el estrés que arrastro. Este nivel de conexión me arraiga a mi propia esencia y perdura en el tiempo. De hecho, personalmente lo que más valoro de la Formación es la capacidad que tiene de reconducirme a mí misma a través de algo tan amable como los cuentos. A veces escucharlos me deja «tocada», damos con callos que duelen -claro-. Hay tanta belleza, profundidad, humanidad… es a la vez íntimo y colectivo, es una experiencia muy significativa.
A nivel de aplicación, como profesora encuentro una herramienta útil la lectura de cuentos en el aula. Son cuentos acordes con algún aspecto que queremos trabajar y conseguimos mejorar el clima de clase, relajarnos, reírnos, reflexionar, debatir, curiosear… En resumen, puedo decir que la Cuentoterapia me ha ido «puliendo», ayudándome a reconocer mi centro, a encontrarme y situarme mejor conmigo, con los demás, con mi vida. ¡Larga vida a la Cuentoterapia!
Inma Domenech – Murcia- España
¡Hola!
Entre los años (2012-2015) comencé mi formación en cuentoterapia realizando tres cursos. Me formé en Vallecas – Madrid. Actualmente trabajo como docente en la etapa de Educación Infantil, inicié mi trayectoria de cuentoterapia a través del centro educativo donde trabajo, tuve la gran suerte de conocer y formarme en ese mágico y maravilloso mundo de los cuentos. Para mí ha sido una grata experiencia, y he aprendido mucho. Es además aplicable tanto a nivel laboral, como personal y como autoayuda tanto para padres, como para educadores y, por supuesto, los propios niños. Además tiene un gran valor cultural, simbólico, afectivo y social que te transporta en todo momento a una experiencia satisfactoria y emotiva, dado que puede darse que, en algunas ocasiones, se remuevan en el interior de las personas, ciertos recuerdos o situaciones vividas que incitan a la propia auto-identificación sobre el contenido de los cuentos.
Los ponentes son muy profesionales, las clases son dinámicas y participativas, además siempre mantienes estrechos vínculos con los formadores y los alumnos que es muy valioso a la hora de intercambiar información, ayuda, opiniones etc.
Concluyo diciendo que, si tenéis posibilidad de inscribiros y realizar la formación de los mismos (al menos tres cursos) os resultará muy útil en muchos aspectos de vuestra vida como ya he comentado anteriormente.
Un saludo.
Mª Begoña Muñoz Amorin – Collado Villalba – Madrid - España
Estas son mis reflexiones, impresiones, vivencias y sentimientos como participante y alumna de Cuentoterapia.
Lo cierto es que resulta difícil y fácil, hablar de Cuentoterapia.
Fácil porque es como un elixir que entra por tu cuerpo, Corazón y mente, sin darte cuenta y cuando quieres saber que ha pasado ya se ha instalado en el alma.
Difícil porque cuando empiezas a hablar de Cuentoterapia, es como un saco sin fondo o como aquellos cuentos que se dicen… interminables… “¿quieres que te cuente el cuento de Maria Bere que nunca acabaré?” Y así nos podemos pasar muchas horas.
Intentaré hacer algo medio, ni mucho ni poco, en su justa medida.
Yo me inicié como Cuentoterapeuta, realizando unos encuentros como Tallerista para niños y uno de los módulos era Cuentoterapia, a partir de ese primer contacto, descubrí la magia, la sutileza en decir las cosas, tanto las más tiernas como las más duras, donde, como en la vida, hay de todo, todo, buenos, malos, caminos fáciles y otros difíciles, ayudas y obstáculos, descanso y esfuerzo, recompensas y castigos y donde todo es posible, hasta lo más imposible tiene posibilidad.
Taller tras taller, se fue posando el Cuento en mi vida, en mi interior de una manera delicada y contundente. Mis días cotidianos, aun siendo cotidianos y sencillos podían tener otra luz, otro color, y un cuento siempre para acompañarme, a mí y a los míos.
Os puedo explicar que antes de salir de casa, sin saber cómo, se cuela un cuento en mi bolsa, y de forma inexplicable a lo largo del día, es ese y no otro cuento el que necesito contar a alguien que encuentro: un cliente, en terapia, un amig@, un familiar, un compañero, etc.
Para acabar, lo que empezó como un juego ahora se ha transformado en mi herramienta de trabajo y de vida.
Me dedico a la Cuentoterapia Gestáltica profesionalmente y es ese el camino que quiero y deseo seguir, poder difundir la sabiduría de los cuentos y lo bello que es admirar la carita de las personas que los escuchan, adultos, pequeños… no hay edad para eso, todas son maravillosas para que te acaricien con un cuento.
M. del Mar Val Jiménez – Barcelona - España
Formarme en Cuentoterapia me proporciona disfrutar aún más de los cuentos, pues me ha aportado un sin fin de herramientas que aplicar en el terreno laboral (trabajo en colegios), pero también a nivel personal (son una forma más de indagar en mi auto-conocimiento). Y esto no ha hecho más que empezar…
Quiero dar también las gracias al gran equipo de formadores de Cuentoterapia: cada sesión, cada cuento, han sido un regalo de un precio incalculable.
Me estoy formando en la escuela de Madrid.
Julia Montero Sánchez - Madrid - España
El pasado mes de octubre tomé la formación de la iniciación a la Cuentoterapia, fue una experiencia muy buena para mi vida y una herramienta poderosa para un despliegue que queremos realizar a nivel empresarial en búsqueda de unir a las familias, de generar espacios para compartir entre padres e hijos y ¡qué mejor que un cuento!. La metodología de enseñanza por parte de las facilitadoras fue genial y aunque a veces la teoría es tediosa todo cambia cuando se incorpora un cuento que nos hace soñar, imaginar, reír o llorar y el cierre del curso fenomenal, una confrontación conmigo misma que me permitió evaluarme, amarme y ver que por medio del cuento puedo sanar, ayudar y construir conmigo misma y con mi entorno, fue una experiencia muy positiva, mil gracias por compartir.
Carolina Villalobos - Bogotá - Colombia
Realice el taller en la ciudad de Bogotá, Colombia.
Soy licenciado en ciencias humanas, me desempeño como profesor en el ámbito formal y no formal. Con mi participación en el taller, “Simbología y Esencia de los Cuentos”, he abierto una puerta muy grande de acceso a terrenos inexplorados.
En un principio he encontrado nuevas herramientas para trabajar con los alumnos, un entendimiento más profundo acerca de las posibilidades que ofrecen los textos literarios, unos criterios bien fundamentados para elegir este u otro material literario en determinado momento.
Luego vino la posibilidad de acceder a una deliciosa bibliografía y empezar a disfrutar de textos maravillosos (colecciones de cuentos tradicionales, video-cuentos, poema cuentos, etc.), de investigaciones científicas rigurosas y enriquecedoras.
Después de realizar el taller, varios de los procesos creativos personales han tomado forma y encontrado un cauce por el cual transitar.
La palabra es una grandiosa manifestación de la divinidad humana, en este caso Carmen es una mujer que lleva, con los cuentos, la magia y la luz de su inteligencia, enseñanzas que vale la pena escuchar personalmente.
¡Súper invitados todos y todas a iniciar esta magnífica formación!
Sergio Jauregui - Bogotá - Colombia
Volví a creer en los cuentos, en los castillos y sapos, me encontré con mi niña interior que había perdido por el devenir de la vida joven queriendo ser adulta, volví a llenar mis ojos de luz y mi boca con una enorme sonrisa.
Qué experiencia tan bonita, haber participado del taller de iniciación a la cuentoterapia en Medellín, pues no solo me lleno de herramientas académicas para continuar con mi pasión de contar cuentos y transformar vidas, sino que lleno mi vida personal de herramientas para continuar viviendo, sonriendo y soñando.
Me encantó el momento del hechizo y la poción, continuo buscando hechizos y pociones para poder transformar mi realidad, incluso esta actividad la realicé con compañeros del trabajo y algunos aun están buscando pociones.
Muchas gracias por permitimos vivir esta experiencia
Espero seguir en el proceso
Sofia Velásquez - Medellín - Colombia
Si la vida es un cuento… ¿Qué personaje vendría siendo yo?, ¿Qué historias vitales me he inventado? y ¿Cómo comenzarlas a contar de nuevo?
Desentrañar estas preguntas es a partir de mi inicio de formación en cuentoterapia, un evento bien significativo, el cual me ha sumergido en un grato estado de atención plena sobre mí misma y la relación con otros; tendiendo la simbología como el mejor instrumento, compendios de cuentos inimaginables y la compinchería de una legión de apasionados de las palabras en relación. Gracias Carmen González y Nora Alicia Villa por echar a andar sueños que sanan vidas.
Zavil Palacios Campillo - Medellín - Colombia
No he terminado la formación (solo he realizado 3 talleres), pero estoy muy interesada en continuarla hasta el final porque cuando me acerqué a esta formación lo hice en principio porque me encantan los cuentos y me pareció muy interesante cuando la conocí. Pero cuando estuve en el primer taller («El arte de sanar a través de los cuentos») me di de bruces con la magia que hay en los cuentos tradicionales y quedé hechizada (en el sentido literal de la palabra).
Lo que guardan los cuentos es pura magia. Saber conscientemente lo que nuestro subconsciente sabe cuando los escucha es increíble.
El primer taller (con Mariano Cegarra) fue un comienzo inigualable. En el segundo taller, tuve la gran suerte de disfrutar de las enseñanzas de Lorenzo Hernández. Fue un verdadero placer y muy divertido. Se trató del taller sobre los celos y la envidia.
Y gracias al tercer taller sobre la fuente interna y el instinto, vi cumplido uno de mis sueños más importantes y que tengo desde que era niña: aprender a tocar el piano.
Lo que me gusta de esta formación es que no engaña. Si tuviera que recomendar la formación, lo haría sin dudar, porque los talleres tienen un precio muy asequible y un valor incalculable. Puede que quien no crea en la magia, piense que esta formación es una tontería (para gustos, los colores), pero quien sabe que las cosas no pasan porque sí y que todo está conectado, entenderá que los cuentos son una puerta hacia la comprensión de la vida.
Madrid - España
Los cuentos han estado presentes en mi vida desde mi infancia, ya que tuve la fortuna de tener unos padres que me contaban cuentos frecuentemente. Aunque nunca me alejé de ellos, fue cuando comencé mi formación como coach y terapeuta transpersonal cuando los descubrí como herramienta de desarrollo personal. Entonces, “casualmente” apareció la cuentoterapia en mi camino.
Comencé la formación en Murcia y continué realizándola siguiendo a Lorenzo allá donde iba hasta que surgió la oportunidad de acercarla a Madrid. Hace un par de años me embarqué en la aventura de organizar la formación aquí y está siendo una experiencia magnífica, pues taller a taller veo cómo evolucionan los alumnos, no únicamente en sus conocimientos sobre cuentoterapia sino en su propio desarrollo personal y profesional. Algunos están haciendo un trabajo precioso con los cuentos, enfocado tanto a niños como adultos.
Desde el primer taller, me di cuenta cómo la cuentoterapia nos permite conocer la simbología más profunda de los cuentos y nos ayuda descifrar su mensaje esencial para poder utilizarlos como herramienta sanadora. Durante el tiempo que llevo cerca de la cuentoterapia he observado, tanto en alumnos y personas a las que acompaño, como en mi propia persona, como el cuento se va colando por las rendijas del inconsciente y puede llegar a desbloquear al racional más boicoteador. De ahí, la importancia de aprender qué cuento contar en cada momento.
Cada taller nos adentra en un aspecto de la vida, por ello, en ocasiones se han movido en mí muchas emociones, pero siempre me ha aportado mucho aprendizaje personal. Es una de las formaciones con las que más he disfrutado, por lo aprendido, por lo comprendido y por lo mucho compartido.
En la actualidad utilizo el cuento en mi trabajo como coach personal y profesional.
Charo Mesa Castellanos - Madrid - España
Encontrar la cuentoterapia tuvo algo de mágico para mi pues sin conocer su existencia tenía siempre presente el poder que los cuentos tuvieron en mi niñez. Encontrar esta formación me ha permitido iniciar la construcción de otros sentidos para los cuentos a través de la pasión que Carmen compartió en Medellin y ha movilizado sentimientos y comprensiones en mi viaje personal y profesional que me llena de deseos de continuar mi busqueda como cuentoterapeuta.
Gracias Carmen!
Paulina Diaz - Medellín - Colombia

Una mágica aventura llamada Cuentoterapia

“Algunos dicen que los fuegos mágicos te llevan a tu destino.”

Un día sin haberlo planeado recibí la invitación para participar en un encuentro  denominado «Taller de Iniciación a la Cuentoterapia” que se ofrecía en la ciudad de Medellín, en febrero de 2017 y, motivada por el  amor a la literatura y especialmente al embrujo y la magia de los cuentos, me dejé seducir y me fui para el evento. Han transcurrido  ya  cinco meses de una experiencia única, maravillosa, sanadora y transformadora.

En ese  primer encuentro denominado “La bola dorada “se nos hizo énfasis en la importancia del cuento como “la distancia más corta entre el hombre y su verdad “.

Una experiencia increíble por los senderos del cuento y su tipología, la fábula, el mito y la leyenda, un panorama de sueños y aventuras que te llevan a  crear y recrear el mundo mágico a través de la elocuencia, la magia, versatilidad, la espontaneidad, de una gran profesional, maestra de la cuentoterapia Carmen González Hernández, española que hace honor a su tierra como cuna de nuestra lengua madre, el Español.

Lo más maravilloso de cada taller se vive en el momento de nuestro encuentro personal, de nuestra sanación interior, de ese encontrarnos con “nuestro yo interior” que necesita ser sanado, renovado y transformado y es ahí precisamente donde la mágica presencia

del cuento hace su aparición, para que a través de su universo de múltiples matices transforme nuestro mundo y es entonces…donde quisiéramos que el tiempo se detenga y que ese instante mágico no termine. Al crear el ensalmo, ese romper con el hechizo que nos impide vivir a plenitud, que nos pone limitantes, que nos colma de miedos, nos nubla el horizonte y nos convierte en simples marionetas del destino; encontramos un aire nuevo que nos impulsa a continuar nuestro caminar construyendo   mundos mágicos donde la palabra imposible pierde su sentido.  ¡Maravillosa experiencia!

Continuamos nuestro recorrido, llega marzo y con él el segundo encuentro “Conectar con la fuente interna y el instinto a través de los cuentos”, encontrando nuestra fuente interna, creatividad fuerza, intuición e instinto. Es un cuestionarnos sobre ¿qué es lo que buscamos en la vida? Saber ¿quiénes somos? Y saber ¿qué queremos realizar? Es un confrontarnos, es valorar  lo que tenemos y no siempre pensar que  caminamos  sobre un lecho de rosas perfumadas; que la vida nos pone retos que debemos afrontar sin miedo al fracaso ya que éste nos catapulta al éxito.

En esta búsqueda de lo mágico, llega mayo y con él la  invitación para el tercer encuentro “La cuentoterapia  y el trabajo con los miedos en niños y adultos”. “Sientes miedo hasta que te das cuenta que el miedo si lo afrontas, te deja en paz…” Escuchamos una gran variedad de cuentos que con la versatilidad y espontaneidad de la cuentoterapeuta Carmen González,  nos transporta a unas dimensiones increíbles donde captamos que en realidad vivimos rodeados de miedos, de enigmas que nos nublan el horizonte y nos impiden salir adelante y lo más delicado, esos miedos que sentimos los adultos llegan a traspasar el mundo de los niños (miedos heredados).Miramos allí los tipos de miedos : real, neurótico, agudo, crónico; también analizamos las reacciones que tenemos frente al miedo: temor, susto, sobresalto, terror, pánico, pavor, fobia, espanto, angustia, etc. Entramos luego a establecer diferencias  entre el miedo, la ansiedad y fobia.

Avanzado el taller y cautivados (as) por la magia de la multiplicidad de cuentos leídos donde nos fuimos a mundos insospechados de la condición humana, llegamos a un primer encuentro  personal. La dinámica planteada nos pone a pensar: ¿Qué temo?, ¿Qué miro?, ¿Qué muestro?, ¿Qué me inmoviliza?… continuamos nuestro recorrido  y llegamos a la segunda dinámica… el yo idea  y el yo ideal, es un confrontarnos, tocarnos fibras intimas de nuestro ser, es un sacudirnos, quitarnos tantas trabas, tantas hierbas que colman nuestro “planeta personal” y nos impiden caminar y se nos invita fuertemente a “tener conciencia del mundo presente, hay que vivir en el ahora…” Llega entonces el 2° encuentro personal fuerte, que te toca y te transforma y es ahí donde la magia y el embrujo de  los cuentos hace de ti un ser “único, mágico y soñador,  con ansias profundas de volar y conquistar la inmensidad.

El calendario nos trae a Julio y con él el resplandor del cuarto encuentro “Duelo y muerte- conectar con la vida”

“Debemos disfrutar aquí y el ahora… vivir con gran expectativa, lo único seguro es que tendremos que morir.”

“La muerte está tan segura de su victoria, que nos da toda una vida de ventaja.”

“La vida es camino de aprendizaje para llegar a la muerte.»

 ¡    I n c  r  e  i  b   l   e    s  !  Reflexiones cargadas de una contundente realidad, es un apropiarnos así de frente con la  pura esencia de nuestro peregrinar en este mundo fantasioso y maravilloso; donde los únicos protagonistas de la historia somos nosotros. Este taller es realmente mágico y sanador en todo el sentido de la palabra, ya que nos lleva a afrontar aquellas pérdidas de toda índole que hemos tenido a lo largo de nuestra existencia; dinámicas fuertes  para sacar de nuestro interior todo aquel dolor que cargamos y cargamos y que nos impide “crecer como personas “es aterrizar” es afrontar como se debe la esencia de nuestra existencia, es oxigenarnos para continuar el viaje sin miedo a lo que viene, colmados de esperanza para llegar a nuestra meta FINAL, la muerte…

Realmente, no hay palabras para definir lo que se vive al interior del grupo de participantes, se siente la energía, la alegría, el vacío, la nostalgia, el embrujo, es un sin fin de sentimientos encontrados, pero sanadores y reconfortantes, para continuar caminando con nuestro morral cargado de prendas nuevas, de múltiples colores que día a día nos recordarán que el ayer  es pasado, que el hoy es presente y que el mañana es una profunda incertidumbre.

Quisiera extenderme aún más sobre lo que realmente se vive al interior de cada taller, pero creo que no terminaría; si quiere vivir esta experiencia maravillosa, lo invito para entre a ser parte de esta maravillosa familia de la cuentoterapia y así descubrirá la mágica experiencia de vivir y entienda realmente porque he definido este texto: “Una mágica aventura llamada CUENTOTERAPIA.

Prf. ISMENIA HORTENSIA VELEZ RUIZ

Medellín – Colombia

11 agosto 2017

Prf. Ismenia Hortensia Vélez Ruiz - Medellín - Colombia

¡Hola!

Mi experiencia con la cuentoterapia empieza desde un reto personal y profesional… me acerqué a ella con mucha curiosidad a pesar de mi desconfianza e incredulidad, como terapeuta no me creía que un simple cuento pudiera hacer un trabajo sanador y reparador con niños y adultos.

Lo primero que aprendí de mi misma es que dentro de mi hay una niña con mucho instinto que disfruta enormemente escuchando y contando cuentos… los amigos de cuentoterapia me recordaron que de pequeña mi padre me contaba unos cuentos maravillosos y desordenados sobre vaqueros y caballos, ahora sé que se inspiraba en las novelas de Zane Grey del oeste que él a su vez leyó de niño. En el primer taller lloré y lloré hasta que me desbordé, entonces algo se abrió en mí y no ha dejado de crecer.

Ahora sé que no hay nada ingenuo en un relato o historia, por más infantil que parezca y es tanto lo que me ha dado y espero que siga dándome la cuentoterapia que no se ni por dónde empezar.

La grandeza de los cuentos para mí tiene que ver con su transmisión oral y la generosidad y dulzura con el que tratan cualquier herida difícil del pasado o presente, también me han aportado luz, creatividad, apertura de mente y una familia cuentera llena de energía que crece y crece cada día.

Sabemos que el cuento ha estado entre nosotros desde el inicio del mundo, tenemos memoria y eso nos ayuda a sobrevivir, el cuento y los relatos a la luz de la lumbre crean unión entre los hombres. Como especie gregaria nos sentimos bien creando vínculos y los cuentos los mantienen transmitiendo su sabiduría, también nos avisan de peligros o infortunios. Los cuentos salvajes con sangre y muerte están ahí para el que sepa escucharlos y disfrutarlos desde siempre.

Día a día la cuentoterapia está en mí, compro cuentos que me hicieron emocionarme, memorizo cuando me cuentan y salen de mi cuentos y relatos breves en mis terapias o con amigos, cuando nos reunimos muchas veces me piden cuentos con mirada esperanzada, sólo ver sus caras transformándose en niños ya merece la pena, el “Erase una vez” nos teletransporta a todos.

El cuento sale de mi boca como si fueran conjuros o hechizos que se lanzan en el momento justo y preciso, sabiendo lo que van a hacer y el beneficio que van a ocasionar. A veces hacen sentir bien y otras mal, pero jamás dejan indiferente y me emociona apreciar el efecto de unas simples palabras, ¿o no tan simples?.

Mis maestros cuenteros son muchos en especial cuento con Lorenzo Hernández Pallares, maestro entre maestros y Mariano Cegarra que cuenta los cuentos con una habilidad y dulzura magistrales, también con Paco Jorquera aprendí mucho sobre el apego, el abandono y las adicciones y con Anabel García Capapey sobre la muerte, que está en todas partes y es una gran maestra.

Si tuviera delante a alguien que tuviera curiosidad por saber qué es y conocer la cuentoterapia, sé que mis ojos brillarían de emoción e impaciencia para animarle a acercarse a ella  pero creo que uno ha de cruzar esa puerta de manera abierta y generosa y sobre todo cuando sea su momento. Los maestros cuenteros lo saben y así lo hacen.

Y si vas y si vienes a escuchar, escribir, emocionarte, leer o a contar cuentos… «se vale”.

Angelina López Pardo – Madrid – España

Psicóloga colegiada M19451   –   Aprende a aprender  –  http://www.aprendeaaprender.com/

Angelina López Pardo - Madrid - España